Carlos A. Scolari: “La narrativa transmedia nunca va a salvar un mal relato”

Carlos Alberto Scolari es un experto en medios digitales, interfaces y en todos los aspectos de la transmedia. Nacido en Rosario, Argentina, en 1963, actualmente es investigador y profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad Pompeu Fabra. Además de haber escrito varios libros, el más reciente Las leyes de la interfaz, que se ha publicado este mismo año, está al cargo de un blog, Hipermediaciones, dónde escribe periodicamente sobre temas relacionados con sus investigaciones. Hemos hablado con él sobre la narrativa transmedia.

¿Qué es para usted la transmedia?

Muchas veces se habla de transmedia y yo siempre digo lo mismo: la transmedia es un adjetivo, no es un sustantivo. Hablamos de narrativa transmedia, de comunicación transmedia, de educación transmedia… incluso ahora ya se habla de branding transmedia. La narrativa transmedia es como un relato, una historia que se cuenta en muchos medios y plataformas. Una historia empieza en el cine, después hacen un videojuego, después sale el comic, después hacen una serie de televisión, y en su forma ideal, cada plataforma cuenta una parte diferente de todo ese mundo narrativo. El segundo componente, que es muy importante, es que en esta expansión narrativa en diferentes medios y plataformas los usuarios también participan, generando fan fictions, haciendo vídeos para YouTube, parodias, finales alternativos… los fans también colaboran en la expansión y la construcción de ese mundo narrativo.

¿Sobre qué ejes rueda el cambio en el paradigma de la comunicación?

Cuando hablamos de los grandes cambios en la ecología de los medios yo creo que el cambio fundamental es el cambiar de un sistema de one to many a un sistema de many to many. Pasar del broadcasting a un sistema en redes. Eso no significa que desaparezca el broadcasting, pero sí que pierde centralidad. Esto tiene toda una serie de connotaciones. Cuando empezaron los modelos de broadcasting, todos estábamos como Los Simpson, mirando la televisión todos juntos. Ahora, que todos consumen contenido diferente, cambian totalmente los modelos de negocio. Cambian los modelos de producción y desaparecen figuras profesionales, como el corrector en la mayoría de los diarios. Hoy todos se fían del Word… y así nos va. Aunque desaparecen figuras, también aparecen nuevos profesionales, como los que hacen infografías o infografías interactivas. Es un momento muy complejo, pero muy fascinante e interesante, mejor que no estudiar un momento de calma total.

¿En qué consiste la ecología de los medios?

Cuando hablamos de ecología de los medios tratamos sobre una teoría que empezó de las manos de Marshall McLuhan en los años 60 donde hablaba de la media ecology. Tiene 2 interpretaciones. Por un lado, podemos decir que nosotros crecemos en una ecología mediática y no nos damos cuenta. Mi generación se formó con los libros y la televisión. La generación de mis hijos se está formando con YouTube, Call of Duty, Google, Wikipedia… Cada generación tiene sus medios y estos medios nos formatean y no nos damos cuenta. Es parte de un entorno natural. Por otro lado, está la interpretación complementaria. Podemos definir los medios como especies en un ecosistema. Las especies en un ecosistema compiten y a veces colaboran, como en el ecosistema de medios. Antes existía un T-Rex, que era la televisión, que estaba arriba de la pirámide alimenticia y que se los comía a todos. Ahora han aparecido las pirañas, otras plataformas y otras pantallas, que son las especies depredadoras que se llevan todo el tiempo que no miramos la televisión. La crisis de ese ecosistema proviene del conflicto por nuestra atención, por lo que consumimos.

¿Y el concepto de interfaz?

Trato de llevar la idea de la interfaz a otro nivel. Si la definimos como una pequeña red donde hay actores humanos y tecnológicos, podemos considerar que incluso la escuela o los partidos políticos son una interfaz. La escuela que conocemos, incluso las universidades, tienen una interfaz educativa que nació hace 200 años, una interfaz educativa diseñada para la sociedad industrial. Hoy en día la sociedad ya es postindustrial, pero seguimos teniendo interfaces educativas anticuadas. A mí me interesa el concepto de interfaz para repasar toda la historia de la tecnología y aplicarlo a todas interfaces sociales.

Carlos Alberto Scolari

¿Cuál es, para usted, el proyecto de narrativa transmedia más importante? ¿Al oír este concepto, cuál es el primero que le viene a la cabeza?

Para mí, los proyectos más interesantes son las producciones latinoamericanas. Hay muchas cosas hechas en Colombia, a raíz del postconflicto entre el estado, la guerrilla y los narcos. Todo este proceso de paz que se está viviendo en Colombia está generando iniciativas de comunicación transmedia, incluso en el periodismo. En Argentina se han hecho cosas interesantes, incluso desde las universidades de investigación del avance del narcotráfico, trata de mujeres… Son temas muy empeñados socialmente y los han tratado utilizando estrategias transmedia.

¿Cómo afecta la narrativa transmedia a los lectores?

La narrativa transmedia promueve la participación de la gente. La gente va a participar le guste o no le guste, haya transmedia o no haya transmedia. Si además uno crea espacios para interactuar, se potencia más esta participación. Cuando se hacen buenos relatos, buena investigación y buena información la participación de la gente paga por sí sola al final, sobretodo con el tema del feedback.

¿Y qué es lo que engancha al público?

Lo más importante no es que sea transmedia, es que sea una buena narrativa. La gente se engancha no porque uses muchas plataformas, la gente se engancha si hay un buen relato, si hay algo que le interesa, que satisface una necesidad informativa, de diversión, de conocimiento o de lo que sea. Si el relato es malo, aunque lo comunique por muchos medios, va a seguir siendo malo. Será un gran fracaso de comunicación. Por otro lado, también hay muchos relatos muy buenos que solo se cuentan por un medio y están perfectos. Lo importante es el relato, la calidad de la historia que se cuenta y la primacía del storytelling. Si además una historia buena y se cuenta por muchos medios, esta gana potencia. La transmedia nunca va a salvar un mal relato, de ahí la importancia de generar buenos relatos. Es un hecho transversal.

¿Cuál es el medio de comunicación nacional que mejor aprovecha la transmedia?

Hoy por hoy, en España recién están empezando. Muchos medios ni siquiera han adoptado la fusión de las redacciones. ¿Se puede hacer transmedia con redacciones separadas? Sí, pero es mucho más fácil si lo tienes integrado. El modelo más analizado es el del New York Times. Cuando ellos elaboran una pieza de periodismo de investigación ya lo hacen pensando en las diferentes plataformas para darlo a conocer. En el ámbito catalan o español no te sabría decir quién ha dado más pasos.

¿Cómo valora la aparición de los newsgames? ¿Cree que son el futuro de la información?

Mi experiencia como consumidor de información es que no veo tantas cosas, lo veo como algo que está ahí latente todavía. Habrá que ver, es una posibilidad más. El problema es que implican muchos recursos. Hacer no solo un videojuego, sino un buen videojuego cuesta y lleva mucho tiempo. Yo los newsgames los veo mucho para el periodismo de investigación. Para la información del día a día lo veo difícil y no percibo que haya mucho de esto, pero esto no quiere decir que mañana no aparezca una herramienta que permita la creación de newsgames y que nos inunden con ellos.

¿Cree que se está tratando lo suficiente la narrativa transmedia en las universidades?

En las universidades en general se depende mucho de los planes de estudio que dicta el Ministerio, lo que hace que a veces es bastante lento el proceso de incorporación de nuevas temáticas. Obviamente, un profesor que quiera hablar de un tema lo trata sin necesidad de meter grandes cambios en los planes de estudios. Digamos que si ha entrado el tema de las narrativas transmedia en las universidades ha estado más por interés personal de algunos investigadores o profesores. Todavía falta que esta lógica de producción y de investigación llegue en el ámbito universitario, pero lo mismo pasa en las grandes empresas. A ellas les cuesta mucho adoptar lógicas de producción transmedia.

20180307_154049

¿Qué conocimientos de narrativa transmedia considera que debe tener un periodista?

No solo un periodista, cualquier comunicador que quiera desarrollar un proyecto transmedia o asumir la figura del productor transmedia debe tener un conocimiento de los diferentes lenguajes: escrito, audiovisual, del cómic, de los videojuegos, de las redes, etc. A la hora de elaborar una estrategia para contar una información, sea ficción o no, por diferentes medios, debe decidir qué partes contar por cada canal. Además, el que diseñe una estrategia transmedia no puede olvidarse nunca de la gente. La narrativa transmedia se expande y se debe tener en cuenta cómo va a participar la gente. La participación no puede ser un agregado al final, desde el principio del proyecto se debe contar con los espacios que se van a dejar a los ciudadanos para participar.

¿Quién sale más beneficiado con la sedimentación de la narrativa transmedia?

Estamos en un mundo en el que las audiencias se están fragmentando muchísimo. Hoy en día, las familias ya no están como Los Simpson, todos mirando la televisión juntos. Cada uno va por un lado diferente, consumiendo un contenido diferente y con un dispositivo diferente. Hay una clara fragmentación de las audiencias, y debemos buscar hacer un relato que una estas situaciones de consumo y luche contra esta fragmentación. Debemos conseguir que el consumidor vaya más allá del papel y se interese con más contenidos, llegando a colaborar económicamente a sostener el sistema. Para eso tenemos que ofrecer buenos relatos y buena calidad.

¿Cree que la narrativa transmedia es el salvador del periodismo actual?

Lo importante de la narrativa transmedia no es la transmedia, es la narrativa. Lo que realmente creo que va a salvar el periodismo es construir buenos relatos. Si un relato es bueno y encima lo cuentan en diferentes plataformas para que llegue a más público, va a tener un retorno económico importante. Yo creo que, en ciertas áreas como el periodismo de investigación, la narrativa transmedia encaja muy bien, dónde uno tiene tiempo para hacer un buen trabajo de investigación y puede decidir como presentar cada parte de la información.

¿Qué consejo le daría a un estudiante de Periodismo de cara a su futuro?

Mi consejo va a ser muy transversal, ya que afecta a todas las personas que estudian comunicación. Estamos viviendo un cambio gigantesco del broadcasting. Antes el periodismo estaba muy centrado en el papel y ahora estamos en un nuevo ecosistema de medios, un nuevo conjunto de actores y plataformas. El que planeaba estudiar la carrera de Periodismo y luego trabajar 40 años en un diario de papel, ya se puede olvidar de eso. Estamos en medio de un terremoto gigante que va a durar unos cuantos años… ¡pero mejor! Vivir este cambio, ser comunicador hoy, en este momento histórico, es como ser ingeniero en Manchester en 1800, con la aparición de máquina de vapor, los trenes, etc. Es tener una profesión que está en el ojo del huracán. La clave es saber renovarse, saber husmear por donde vienen las cosas, experimentar mucho. No existe una estrategia, un manual de salvamento de la crisis de los medios. Hay que ir probando, ensayo y error, nuevos formatos, adoptar mucha lógica de laboratorio. Sobre todo, pensar en contar buenas historias periodísticas. La gente lo que quiere es estar bien informada.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s